personalscience

on creativity, science and tolerance

The third thing

leave a comment »

A Brief Encounter

Brief Encounter (David Lean, 1945)

Laura Jesson: Do you know, I believe we should all behave quite differently if we lived in a warm, sunny climate all the time. We shouldn’t be so withdrawn and shy and difficult.

.

Between living and dreaming

There is a third thing.

Guess it.

Antonio Machado

Heart and Soul

Written by jonlecanda

diciembre 16, 2014 at 3:02 pm

Paz en la Guerra

leave a comment »

A-MOST-WANTED-MA

A most wanted man (2014)
Gunther: Oh, Americans!… [pretending being scared] uh! uuh!
 “… Aquí, en este libro [Paz en la Guerra] –que es el que fui– encerré más de doce años de trabajo; aquí recogí la flor y el fruto de mi experiencia de niñez y de mocedad; aquí está el eco, y acaso el perfume, de los más hondos recuerdos de mi vida y de la vida del pueblo en que nací y me crié [Bilbao]; aquí está la revelación que me fue la historia y con ella el arte …”
Miguel de Unamuno (1897), Paz en la Guerra.

Conoció en el Casino entre otros a un tal Celestino, abogadito carlista recién sacado del horno universitario, con la fiebre oratoria que la revolución soplaba por España, fogoso y parlanchín. Era uno de esos a quienes los papeles publicos llaman “nuestro colaborador el ilustrado joven”, una máquina de frases y de citas, que conceb’ia las ideas en letras de molde, que veía en el fondo de toda cosa una tesis con sus objeciones y la respuesta a ellas, que encasillaba a todo el mundo, y almacenaba toda opinión, poniéndole etiqueta. La educación con antojeras habíale corroborado las nativas tendencias unilaterales e itinerarias de su espíritu. Traía siempre en boca a Kant y a Krause, y era capaz de discutir solo.

(…)

Armábale unos batiburrillos de mil demonios con el derecho divino y la soberanía nacional, y una de citas de Balmes, Donoso, Aparisi, De Maestre, Santo Tomás, Rousseau y los enciclopedistas, que era para dejar turulato. Sabía sus sentencias en latín, disertaba que era un gusto acerca de la ley sálica y de la cuestión dinástica añadiendo: eris sub potestate viri, de la fracasada fusión de las dos ramas, de la centralización y de los fueros, de Carlos III, podrido por liberales y regalistas, y de los grandes días del gran Fernando y del gran Felipe. Profetizaba el hundimiento de la sociedad española si no la salvaba el hombre providencial, ponderando una antigua y verdadera democracia española y la libertad bien entendida. Despreciaba el presente en que vivía, por ser éste indócil a sus tesis y sus corolarios, y por no poder etiquetarlo en las fórmulas de su magín, como al pasado libresco que había zurcido con fragmentos impresos, desenterrados de libros osarios. La carne de los hechos, caliente y viva, era cosa rebelde, tan rebelde como sumiso el esqueleto. El pasado se sometía a los silogismos, aquel pasado de los recopiladores de noticias impresas, a los que tanto admiraba. Así es que aunque con reservas y distingos, desdeñaba la filosofía pura y exaltaba a la historia, maestra de la vida. Estos son hechos!, exclamaba al citar noticias de hechos, palabras impresas, puros relatos de meros sucesos, y creyéndose capaz de construir con ellos en su magín, históricamente y con letras de molde, una máquina política a la antigua española, despreciaba a los que construían filosóficamente una constitución a la moderna francesa, motejándoles de jacobinos.

Written by jonlecanda

diciembre 12, 2014 at 2:12 am

Publicado en Uncategorized

Tagged with

Scientific Revolution

leave a comment »

sabrina - where do you live, Linus

Sabrina (Sidney Pollack, 1995)

Linus Larrabee: Listen, I work in the real world with real responsibilities.
Sabrina: I know you work in the real world and you’re very good at it. But that’s work. Where do you live, Linus?
.

How can the Harvard behaviorist, living in the best of all scientific worlds, begin to understand the behavior of the Harvard undergraduate who comes from the best of all lay worlds, the affluent, informed, democratic, and ethical East (let the professor specify this world, make it as good as he chooses), who nevertheless turns his back on both worlds and prefers to live like Dostoievsky’s underground man?

No one is even surprised at mid-century when more than fifty million people have been killed in Europe alone.

Man did not lose his self in the modern age but rather became incommunicado, being able neither to speak for himself not to be spoken to.

What theorists of the old modern age had to confront were the altogether unexpected disasters of the twentieth century: that after three hundred years of the scientific revolution and in the emergence of rational ethics in European Christendom, Western man in the twentieth century elected instead of an era of peace and freedom an orgy of wars, tortures, suicide, murder, and rapine unparalleled in history.

Is there any other way to understand why people feel so bad in the twentieth century and writers feel so good writing about people feeling bad than in terms of the peculiar parameters, the joys and sorrows of symbol-mongering?

Walker Percy, The Message in the Bottle. How Queer Man is, How Queer Language is, And What One Has to Do with the Other.

John Kennedy Toole (1980), La Conjura de los Necios (A Confederacy of Dunces)Where is the Love? Urban Jungle

Written by jonlecanda

diciembre 11, 2014 at 1:58 am

Publicado en Uncategorized

La Fecundidad de lo inesperado

leave a comment »

Act of Violence
Act of Violence (Fred Zinnemann, 1948)
Pat: So you’re unhappy. Relax. No law says you gotta be happy.
.

En estas circunstancias, hay, desde luego, pocas cosas más aterradoras que el prestigio siempre creciente de los especialistas científicos en los organismos consultivos del gobierno durante las últimas décadas. Lo malo no es que tengan la suficiente sangre fría como para “pensar lo impensable”, sino que no “piensan” (La pasajera observación de Proudhon: “La fecundidad de lo inesperado excede con mucho a la prudencia del estadista” sigue siendo por fortuna verdadera. Supera aún más a los cálculos del experto.)

No era la violencia sino las contradicciones inherentes a la sociedad antigua lo que provocaba el fin de ésta. La emergencia de una nueva sociedad era precedida, pero no causada, por violentos estallidos, que él [Marx] comparó con los dolores que preceden, pero desde luego no causan, al hecho de un nacimiento orgánico.

Si uno formula a un miembro de esta generación dos sencillas preguntas: “¿Cómo quieres que sea el mundo dentro de cincuenta años?”, y “¿cómo quieres que sea tu vida dentro de cinco años?”, las respuestas vienen a menudo precedidas de un “con tal de que todavía haya mundo” y de un “con tal de que yo siga vivo”. En palabras de George Wald: “Con lo que nos enfrentamos es con una generación que no está por ningún medio segura de poseer un futuro” (George Wald, en The New Yorker del 22 de marzo de 1969)

Hannah ARENDT (1969), On Violence (Sobre la Violencia, Alianza Ed. 2005)

The pursuit of happiness in America 

La búsqueda de la felicidad en todo ser es violenta. Nace desde dentro –del corazón. No está Arriba lo inmensamente Puro –mi Mujer también lo sabe, sino en lo más interior. Se encuentra en la Intimidad, en aquello que aparece oculto pero no olvidado, en un amor que nada quiere para sí y trasciende creativamente su propio ser.

Sólo vive si es muriendo. Ansiando querer de corazón, viviendo unidad de intimidad –y que no alcanzó a descubrir la contemplación intelectual de Aristóteles. Así coexistir en amor con libertad, hasta el extremo (télos) y más allá. Donde el Uno personal se alza, fundido sin distinción.

Sólo queda, contra esto y aquello: Viva siempre el Quijote!

America on Black FridayNYC on Black Friday

NYC on Black Friday (2014)

Mamaroneck

Written by jonlecanda

diciembre 9, 2014 at 6:57 pm

FDR vs Antonio Machado

leave a comment »

Nature vs War

on Pearl Harbor (December 8 2014)

President Franklin D. Roosevelt: Yesterday, December 7, 1941, a date which will live in infamy, the United States Of America was suddenly and deliberately attacked by Naval and Air Forces of the Empire of Japan. It is obvious that planning the attack began many weeks ago, during the intervening time the Japanese Government has deliberately sought to deceive the United States by false statements and expressions of hope for continued peace. The attack yesterday on the Hawaiian Islands has caused severe damage to American military forces, I regret to tell you that over three thousand American lives have been lost. No matter how long it may take us to over come this pre-meditated invasion, the American people in their righteous might will win through to absolute victory. Because of this unprovoked, dastardly attack by Japan, I ask that the congress declare a state of War.

Antonio Machado: ¿Existe realmente esta crisis? Cualquier contestación sería aventurada. No hay nada más difícil de ver y a preciar que el presente. Es más fácil hablar del porvenir y hasta profetizar sus rumbos. La visión y la apreciación de los acontecimientos requieren una perspectiva, ya se proyecten hacia el pasado o hacia el futuro. Hoy, por ejemplo, creemos que vivimos una época trascendental en que los hombres y los pueblos se lanzan a acciones decisivas para la conquista de un futuro que reúna nuevas categorías de perfección para la humanidad, para la justicia, para la cultura. Esta ilusión y esta esperanza han conmovido a los hombres de todas las épocas. Quizás en todos los períodos de la Historia, los hombres que los han vivido hayan creído sus tiempos los más heroicos, los más decisivos, los mejor orientados. No es raro que esta creencia esté en los ánimos de los hombres de nuestro tiempo. Sin embargo, es muy posible que la época actual no sea tan trascendental, ni el torbellino de acontecimientos que se desarrolla con el fluir de los días tan definitivo, para el futuro. A lo mejor, dentro de algunos años toda esta agitación, todo lo que ahora pasa, no tenga importancia alguna.

¿El loco de Antonio Machado?

Written by jonlecanda

diciembre 8, 2014 at 8:50 pm

Publicado en Uncategorized

Zorba the Greek

leave a comment »

What is love? It is not simply compassion, not simply kindness. In compassion there are two: the one who suffers and the one who feels compassion. In kindness there are two: the one who gives and the one who receives. But in love there is only one; the two join, unite, become inseparable. The “I” and the “you” vanish. To love means to lose oneself in the beloved.

“The two of us have united, have become one. The journey is finished”. Poverty, Peace and Love-nothing else my brothers… Poverty, Peace and Love

Who is the perfect man? He who blends heart and mind harmoniously. What is the perfect order? That which has the heart for its foundation and allows the mind to build freely upon this foundation ( … ) You speak exquisitely, my unexpected friend; your mind spins out its arguments with incalculable skill. In short, I’m afraid of you!

Saint Francis (Nikos Kazantzakis, 1962)

zorba-2

Zorba the Greek (Michael Cacoyannis, 1964)

Alexis Zorba: Damn it boss, I like you too much not to say it. You’ve got everithing except one thing: madness! A man needs a little madness, or else…
Basil: Or else?
Alexis Zorba: …he never dares cut the rope and be free.

zorba-1zorba-3

Zorba-the-Greek

See also: STROMBOLI and the shining hearts in BREAD OF HAPPINESS

Written by jonlecanda

diciembre 6, 2014 at 1:56 pm

Publicado en Uncategorized

Facing Reality from the heart

leave a comment »

A tough lady gangster learns that she will be totally blind within a week. She seeks help from a surgeon who may be able to save her sight. In the process, he also causes her to have a change of heart (from IMBD)… or is it the other way around?

he transforms her heart

This Woman is Dangerous (Felix E. Feist, 1952)

Beth Austin: You know, I wish I were back in the hospital.
Dr. Ben Halleck: Why?
Beth Austin: I realize I was happier there, not facing realities.

Su despacho se encuentra en la segunda planta del edificio. Aquí, el escalafón de rangos se corresponde con la jerarquía de los pisos. A mayor importancia del personaje, más alto el piso. Y es que arriba corre el aire, mientras que abajo el aire es pétreo, inmóvil. De modo que en la planta baja se asfixian los pequeños funcionarios; encima de ellos, los directores de departamento disfrutan de una levísima brisa, y, arriba de todo, a los ministros los alivia esa corriente de aire tan soñada.

Ebano, Ryszard Kapuscinski, Ed. Anagrama, 2000.

Written by jonlecanda

diciembre 5, 2014 at 2:04 am

Publicado en Uncategorized

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.